domingo

Relato # 6

...

-Respira profundo… tranquila… -Me repetía una y otra vez en mi mente mientras me alisaba nuevamente mi hermoso vestido blanco. ¿Acaso realmente me sentía segura? ¿Realmente quería hacer esto?
Una y mil preguntas cruzaban por mi mente rápidamente, estaba a punto de tomar la decisión más importante de mi vida… estaba a punto de casarme. Se supone que este tipo de preguntas no deberían agobiarme en ESTE momento, y sin embargo, no paraban de darme vueltas una y otra vez por la cabeza, ¿realmente quería compartir con EL, el resto de mis días?
Las campanas de la iglesia que anunciaban el inicio de la ceremonia me tomaron por sorpresa, haciendo que mi corazón latiera frenéticamente, los nervios me agobiaban y de pronto, millones de imágenes se amontonaron en mi cabeza…

“Toque y golpee a la puerta desesperada, necesitaba de su consuelo. Tenía el corazón destrozado, mallugado, desgastado… la fuerte lluvia caía furiosamente sobre cada parte de mi piel, pero eso no me afectaba, estaba tan herida en mi interior que el golpeteo de las gotas, era como un suave roce de plumas.
Era demasiado tarde, pero sabía perfectamente que él me escucharía y atendería. Me había demostrado que él era realmente un amigo disponible para mí las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y hoy lo necesitaba. Necesitaba su consuelo, sus abrazos, sus palabras…
En cuanto abrió la puerta me observo de pies a cabeza, mi aspecto debió ser terrible, pues al momento de verme tardo algunos segundos en reconocerme, en cuanto vi su cara de asombro al saber que aquel ser de aspecto extraño era yo, me lance a sus brazos y solloce más fuerte. El, en cambio, simplemente me recibió fuertemente entre sus brazos ignorando el hecho de que estuviera completamente mojada. Mi llanto estaba incontrolable, incesante, ni siquiera podía pronunciar palabra para poder contarle el motivo de mi dolor, la razón de mi destrucción… y la verdad, no hacía falta hacerlo, el conocía la raíz de mi dolor… el me lo había advertido y sin embargo yo no lo había escuchado.
Sabía perfectamente que esto sucedería, y sin embargo me había aferrado a ello negando a ver lo que mi corazón ya me había predicado… un amor sin futuro. Estuvimos así, abrazados durante un largo rato bajo la lluvia, el me abrazaba de tal modo, que la lluvia golpeara su espalda y a mi simplemente me mojara. Pasaba sus manos sobre mi espalda y cabello una y otra vez, besando fuertemente mi frente y cabello. Poco a poco sentí como el dolor disminuía, como una sensación de paz y tranquilidad comenzaba a invadir todo mi cuerpo y como nuevamente aquella corriente eléctrica me recorría mi interior. Cosa que solo sucedía al estar cercas de el… mi mejor amigo.
Cuanto me tranquilice lo suficiente, ambos entramos a su pequeño departamento en sumo silencio, una vez adentro cerró la puerta lentamente y después se giro hacia mí, en sus ojos, veía dolor, furia y… ¿amor?, aquello tan solo duro un segundo, pues al siguiente su mirada se tranquilizo, pero ya no supe distinguir nada en el, solo esa mirada intensa en la cual solía perderme… era una mirada tan intima, que en mi estado no podría resistir demasiado, así que fugazmente la esquive…
-Dilo…-Susurre fríamente.- Ambos sabemos que mueres por decirlo…
-¿Tan poco me conoces?-Me pregunto herido.
Los sentimientos hacían estragos en mi interior, no sabía porque me comportaba de aquel extraño modo con él, pero simplemente no podía evitarlo. Un incomodo silencio se prolongo durante un largo rato, hasta que suspiro frustrado y no pude evitar seguirlo con mi mirada. El caminaba de un lado a otro con sus manos jalando fuertemente de su cabello, hasta que se detuvo y vi claramente el dolor en sus ojos.
-¿Es que acaso tanto te importa?-Me pregunto desesperado mirándome hacia los ojos, jalando bruscamente de mis hombros. Lo mire confundida, no comprendía su reacción.- ¡No me mires así! Demonios, Abby. Todos estos años escuchando y consolando a tu confundido corazón, esperando que algún día sintieras ESTO.-Dijo mientras colocaba mi mano sobre su pecho y preso de la desesperación.
Mi cuerpo reacciono rápidamente como solía hacerlo siempre que estaba demasiado cercas de él. Podía sentir su corazón latiendo velozmente al igual que el mío, formando una perfecta armonía. Sus manos tomaron mi rostro lentamente, mientras su vista viajaba de mis ojos a mis labios, sabía lo que se avecinaba, y sabia lo que podría ocasionar… me separe bruscamente de el rompiendo con aquel mágico momento que amenazaba con succionarme a las mas deliciosas aguas del amor, donde el ser feliz se pagaba al doble.
-Fue un error haber venido aquí.- Continúe mientras abría la puerta y salía corriendo de aquel lugar. La lluvia me recibió con una fuerza mayor a la que recordaba, pero aquello no importaba, necesitaba huir de allí.
-¡Abigail!-Grito Christopher lográndome frenar por completo, el jamás me llamaba Abigail. Logro alcanzarme en un segundo colocándose delante de mí, yo solo miraba hacia la nada. Tomo fuertemente mi rostro entre sus dulces manos obligándome a observarlo directamente a los ojos.-Te amo…-Susurro.
-¿Qué?-Pregunte incrédula.
-Que te amo, TE AMO, ¡TE AMO! Siempre lo he hecho, cada momento, cada…-Tape su boca con mi mano, no podía seguir escuchando aquello, no podría soportarlo, pero entonces tomo mi mano y la comenzó a besar con adoración y después la extendió y coloco sobre su mejilla.-Todos estos años te he estado amando…
-No continúes… por favor.-Suplique acariciando su mejilla.
-¿Por qué no?-Pregunto inocentemente.
¿Cómo explicarle que yo no estaba hecha para el amor? Que todos mis intentos hasta hoy habían sido en vano, pues no lo había logrado, no estaba hecha para amar. Pero no era necesario decírselo, el mejor que nadie conocía cada detalle de mis relaciones pasadas, de mis errores, caídas, gustos… nadie mejor que él conocía cada pequeño detalle de mi. Siempre me había negado el lujo de llegar a sentir ESTO por él, sabía que si lo tenía, muy pronto lo perdería… esa era la ley de mi vida, llegar a querer a alguien lo suficiente, probar gustosa las aguas de la gloria y felicidad, para después perderlo, y jamás podría soportar SU pérdida… a todos menos a él. Todos estos años había hecho el mayor de mis esfuerzos para controlar mis sentimientos como para ahora echar todo aquello a perder.
-Yo ya te pertenezco… no podrás huir de mi como yo tampoco he podido JAMAS huir de ti.-Me dijo mirándome fijamente a los ojos, demostrándome una vez más que él me conocía mejor de lo que yo misma me conocía.-Yo ya te pertenezco, del mismo modo en el que tú me perteneces…
Me quede sin habla, y el sin perder ningún segundo más de tiempo, unió velozmente nuestros labios, confirmándome con ello que EL era el indicado… que él era EL hombre para mí, no había más motivos en mi para seguir negando lo que aquel beso se había atrevido a afirmar. Todo el dolor que habitaba en mí, desapareció sin más dejándome la sensación de felicidad, ensanchando mi corazón con cada pequeño movimiento…
No supe identificar todo los sentimientos que me azotaron en aquel momento, pero sin duda alguna, era algo que desearía vivir una y mil veces más. Era su amor, dulzura, ternura, comprensión, devoción y muchas otras emociones las que me demostraba con cada segundo que pasaba. El beso rápidamente fue subiendo de intensidad, hasta llegar al punto en el que era una necesidad el probar de aquella droga, de aquel sabor que me hacía sentir tan poderosa.
Nos alejamos lentamente al no poder respirar mas, nuestras respiraciones eran jadeantes y nuestros corazones agitados en un mismo ritmo, en una sincronía que sobrepasaba lo demás. El era lo que yo siempre había buscado, y siempre lo había tenido ante mí sin haberlo prestado atención…
En ese instante supe que ya no habría que buscar más… que había encontrado mi felicidad…”

Regrese en mi y una sonrisa se formo en mi rostro… estaba lista. Salí del pequeño salón en el cual me encontraba y me acerque a la iglesia.
-Es el momento.-Me dije a mi misma, respire profundamente y las puertas de la iglesia se abrieron ante mí, mostrándome al único ser que lograba hacer que a mi corazón lo asaltaran millones de sentimientos y emociones en un solo segundo, que con un roce, podía llegar a tocar las fibras mas sensibles en mi, a las cuales nunca nadie había logrado llegar… el ya no formaba parte de mi vida… él era mi vida, el era mi Christopher.
Me acerque a paso grácil hacia al altar, su sonrisa, no podía ser más hermosa y sincera, al llegar, me levanto el velo, nos tomamos de las manos y nos giramos al sacerdote que terminaría de unir nuestras almas, listas para amarnos completamente y sin condición.

(...)

Por Mapita:)

12 comentarios:

  1. Bueno, al principio sí que dudé si se estaba casando con otro por error, pero por suerte todo terminó bien.

    Mucha suerte, Mapita!

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Ahhh!!! me encanta, me encanta y me encanta.

    suerte Mapa!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gusto mucho tu historia, sabes escribir muy bien. La forma narrativa que utilizas es espectacular. Espero que ganes!

    Daniela

    ResponderEliminar
  4. Mi relato 0.0!!!(L) jaja enverdad me gusto muchoxD(Tal vez no sea bueno qe yo lo digaxD pero me gustoxD) espero qe austedes tmb les haya agradado:D muchas gracias por la oportunidadxD(L) nos vemos:D Besos(K)

    PD: Puedo pedirle a gente externa qe vote por mi:O? y como se llebara a cabo mediante votos o commentariosxD?:O
    GRACIAS POR LA OPORTUNIDAD:)

    ResponderEliminar
  5. me encanto el relato!! fue bien awww!! lo ke puede ser ke a muchas nos pase!! estar enamoradas de alguien y ke el tambien de nosotras pero ke no nos demos cuenta!! D:!! xD
    sin embargo!! yo tambien pense ke se estaba casando con otro!! xD!!
    pero estuvo genial!! mcuhas suerte mapita!! ^-^
    XOXO

    ResponderEliminar
  6. muy bonito!! me gustó

    ResponderEliminar
  7. i like this!!!!
    mi voto y otro mas!!!!
    como siempre excelente mapita!
    te adoro!

    ResponderEliminar
  8. Aww que genial!! de verdad me encanto.. es una historia super tierna!! Tiene mi votoo!! (Mil veces si vale) :D

    ResponderEliminar
  9. Es por votos???... Tienes 1000000000000000...!!!! de mi parte...
    Es por calificación??? La máxima seguro!!!
    Mapita es obvio que te guste, a mi me encanta!!! En definitiva de tus mejores trabajos!!! Muy buen relato, tiene suspenso, yo también pensé que se estaba casando con otro, tiene romance, del intenso y del sincero!!! En fin, me podía seguir aquí diciendo lo mucho que me gustó!!!
    Éxito y espero de verdad que ganes!!!
    BeSoS!!!

    °°¡¡MaGe!!°°

    ResponderEliminar
  10. WoooW!!!!!
    MuY hErMoSo!!!!
    Me EnCaNtO!!!!!
    JeJe OjAlA qE
    GaNeS!!!!!
    dE mI ParTe
    TiEnEs MuuuChOs
    vOtOs!!!! XD

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Madre mía, qué pedazo de relato!! ¡Me encantó! *-*
    Awwww, de verdad que pensé que me daba algo cuando le leía.
    ¡¡Precioso!! *-*

    ResponderEliminar
  12. Wow wow wow GENIALL!!! FANTABULOSO!!! Me encanto !!! Mucha suerte **Mapa** xD !!! Suerte (Again) xD

    ResponderEliminar

¿Te atreves a dejar tu línea escrita?

Al Aire...

Daisypath Friendship tickers

Otros...

Share/Bookmark
Gif animados para el blog
BloguzzBlogs con EÑEGet your own free Blogoversary button!

Este Blog Esta Protegido

Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software IBSN: Internet Blog Serial Number 483-189-14-96 MyFreeCopyright.com Registered & Protected
Hojas en Blanco. Con tecnología de Blogger.