martes

¡¿Inestable Conjuro?!

Hola.
Así de carrera vengo a traerles mi ejercicio del mes de febrero para el grupo de Adictos a la Escritura. Como ya saben, febrero es el mes del amor por lo tanto el escrito tiene que ver con eso... Mas específicamente con versionar a cupido.
Sin mas les dejo mi relato y espero me dejen sus opiniones.
¿Alcance o no la meta propuesta?


¡¿Inestable Conjuro?!

“Dicen que la realidad nos engaña y la fantasía nos confunde.
Para mi la realidad se terminó y la fantasía se marchó.”

El calendario marca nuevamente 14 de Febrero con letra roja y un corazón lo suficientemente grande como para resaltar sobre el blanco papel con fuerza. Justo bajo el clavo oxidado de donde cuelga el calendario, un marco un poco ya roído por el tiempo enmarca la fotografía de una joven de cabello negro meciéndose junto al viento y un vestido largo de un pálido amarillo, justo tras de ella brilla con reluciente suavidad el tono azulado del mar en el ocaso. 
Su traje negro descansa en el rincón derecho del armario y sus negros zapatos ya lustrados brillan entre las zapatillas de diferentes colores. El ruido de la ducha se escucha justo sobre la suave melodía de Beethoven que resuena por el cuarto mientras el reloj sigue avanzando en los segundos y los minutos. Tras la puerta cerrada con doble seguro se escuchan las voces apagadas de los demás residentes de la casa que continúan con su mañana con normalidad. Ese día no tiene mayor significado… 
Su cabello suelta pequeñas gotas de agua sobre el suelo mientras avanza por sobre su ropa revuelta en el suelo y sus documentos de la universidad, brinca mientras trata de llegar a la cama con proeza, esa mañana debe darse prisa para verla antes de la universidad. Tiene clase de música avanzada y de italiano justo en dos horas y el tiempo no apremia mientras ignora el negro traje y se coloca un jean color negro desaliñado junto a una camisa negra sin estampado ninguno. Ese día no parece propicio para intentar cualquier otra desastrosa mezcla de colores. 
Es así como sale de su habitación, con una sonrisa brillando en su rostro mientras ignora la miradas de desconcierto que su familia le dirige cuando camina hacia la puerta tarareando una canción suave y sale de la casa sin decir nada, va un poco retrasado; mas va bien preparado, lleva su mochila, sus auriculares y un pequeño paquete envuelto en un brillante papel rojo con corazones blancos. Esta completamente listo para verla. 
El camino no es muy largo y mientras escucha en silencio una de sus canciones favoritas y canta dentro de su mente la letra silenciosa se permite olvidarse de todo, de lo que va hacer y de lo que va a ver cuando llegue ahí. No hace falta pensarlo, ni decirse a si mismo una palabra de aliento, sabe lograra hacerlo… Lo ha hecho cada 14 de Febrero con el mismo ahincó desde hace un tiempo. 
Devuelve cada una de esas sonrisas que las amables mujeres le dedican mientras avanza por los blancos pasillos, los demás le miran con curiosidad, incapaces de comprender el porque de su presencia en un lugar como ese y en un día como aquel. El sigue tarareando dentro de su mente y mueve los labios mientras avanza sin observar nada más que la puerta del final del pasillo, la de la pequeña ventana blanca en el centro y el picaporte color oro. La de los números 859 y un nombre delicado escrito justo debajo. 
Es cuando abre aquella puerta que a pesar de tener la música a todo volumen brotando de los audífonos, es cuando el peso de los libros contra sus hombros y el dolor de su cabeza, quedan relegados ante el brinco de su corazón mientras la sonrisa que le dedican desde la cama hace brillar todo lo demás.
Sus ojos se achican mientras observa la delicada pelusa de cabello negro que aún conserva su cabeza, el tubo que brota de su garganta y el suero que entra por su brazo derecho… A pesar de la bata blanca, de la delgada camilla y del aire lúgubre que la habitación posee, se le sigue haciendo la imagen más tierna que sus ojos puedan ver.
No dice nada y con una sonrisa tranquila se adentra en el cuarto de blanco marfil, sus labios murmuran un insonoro “Hola” y luego acarician los contrarios en un contacto lento y delicado. 
Ninguno de los dos, ni la chica recostada sobre la cama con el cansancio brillando en su rostro ni él que sostiene su mano debilitada en un apretón renuente mientras le cuenta un chiste en busca de una risa o un intento falso de ella; lo notan de pie en el rincón. Su espalda se encuentra contra la pared y sus brazos de cruzan a la altura de su pecho, su rubio cabello se encuentra recogido en una coleta baja y sus ojos amatista brillan mientras los observa abrazarse y desearse un agradable día. 
Ladea entonces la cabeza, observando más de cerca el movimiento protector que el otro cuerpo genera contra el más delgado y demacrado. La sorpresa sigue siendo evidente en su altanero gesto. Sigue siendo extraño para él, el tener que presenciar cosas como esas pero eso es al mismo tiempo al recompensa por todo aquello que debe pasar en un día como ese. 
Una risa aguda escapa de sus labios mientras comienza a caminar hacia la puerta, ese día parece difícil de enfrentar para alguien como él. Incapaz de creer en el amor, incapaz de siquiera pensar en la existencia del la felicidad. Para él, a pesar de todo lo que ha hecho, la falsedad de las personas sigue siendo demasiado como para que intente realmente crear el amor en sus corazones.
Su conjuro es inestable, es una demostración de su poca fe en el sentimiento que trae consigo demasiado dolor y lágrimas. No quiere pensar entonces, que la imagen que ha visto en ese cuarto, de una mano fuerte sosteniendo a la débil, ha significado un poco en su perturbado pensamiento. 
Su nombre es Cupido y representa el amor, el sentimiento que ni el mismo considera verdadero… Su mente vaga en todo lo que ha visto de dolor y sufrimiento por culpa de aquello y justo en ese momento escucha por primera vez la voz grave del muchacho, la misma frase desde hace dos año…

.- Quiero amarte toda la vida. Así que no puedes pensar en rendirte. 

(…)

Y aquí una hermosa canción que considero es perfecta para el vídeo:

Save You
Simple Plan

En fin, ese ha sido mi escrito...
Escribí tres diferentes pero al final me quede con este.
Me pareció mas bonito y demás, pero no estoy segura si alcance a versionar a cupido.
¿Que opinan?

Un beso
Lu

14 comentarios:

  1. ola que tal...
    he disfrutado mucho de la lectura muy bonita, he podido sentir y oler el lugar... me relaje y a la vez me sentido triste y feliz, de esperanza y un amor blanco...

    Muy bueno.... saludos

    ResponderEliminar
  2. Lu, es un texto demasiado descriptivo con respecto a la vida cotidiana que vive Cupido.

    Sin embargo, es díficil para muchas personas encontrar el verdadero amor.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  3. Me gustó tu relato. Aunque veo que muchos tomamos otro sentido en lo que había que hacer este mes, pero igualmente nos ha brindado textos preciosos.

    Un gustazo leerte, Lu, me encantó.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Es precioso, felicidades ^^

    ResponderEliminar
  5. La verdad que me has transportado al lugar, como si estuviera viajando junto al enamorado, ojala todo termine bien para ellos, me dejas un sabor agridulce, deseolo mejor para ellos <3
    Gracias por compartir tu relato :')

    ResponderEliminar
  6. Si, realmente un texto precioso!!
    A decir verdad es cierto que no sabemos lo que realmente sentirá Cupido al hacer lo suyo. Seguramente el hecho de ver amores que luchan contra la corriente para sobrevivir, a pesar de las circunstancias, lo hagan dudar acerca de lo que él mismo cree acerca del amor.

    Un placer leerte!!

    besos!!

    ResponderEliminar
  7. Lu: Pues muy pocas parejas pasan esta difícil prueba, lo digo porque en el largo tiempo que serví como enfermera, me tocó ver como abandonaban poco a poco a los pobres enfermos, que tenían la desgracia de caer en una enfermedad incurable o demasiado larga. De manera que una pareja que se sostiene por amor, es una verdadera joya.
    Admirable tu escrito, que está lleno de amor verdadero.
    Creo que se te pasó la palabra "tuvo", que no es de tener y que se escribe con esta b.
    Cariños: Doña Ku

    ResponderEliminar
  8. Impresionante el contraste entre el pensamiento escéptico acerca de su trabajo y la demostración de amor que esos dos enamoradas se profesan aún a pesar de la enfermedad y las pocas posibilidades de poder recuperarse. Eso podría hacer pensar hasta al más escéptico.
    ¡Me ha gustado mucho! ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  9. Woo, un amor a prueba de todo, incluso en contra de lo más poderoso, la muerte. Hoy en día es dificil creer que aún exista amor como el describes, pero yo sé que en algún lugar está. Un maravilloso relato.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Es simplemente hermoso, ese sentimiento de amor que relataste me ha gustado un montón.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  11. Un relato hermoso, felicidades, te quedó genial y muy bien redactado. Nos seguiremos leyendo.

    ResponderEliminar
  12. este cupido es muy especial, las ultimas palabras conmueven muy hondo, te ha quedado perfecto el relato :)

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado como hasta el propio cupido admira la manera en que ama el chico, para que veas realmente que el amor esta en nuestro interior nadie no lo inculca.
    un beso y espero que nos sigamos leyendo

    ResponderEliminar

¿Te atreves a dejar tu línea escrita?

Al Aire...

Daisypath Friendship tickers

Otros...

Share/Bookmark
Gif animados para el blog
BloguzzBlogs con EÑEGet your own free Blogoversary button!

Este Blog Esta Protegido

Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software IBSN: Internet Blog Serial Number 483-189-14-96 MyFreeCopyright.com Registered & Protected
Hojas en Blanco. Con tecnología de Blogger.