lunes

El Gran Hermano Escritor Bloggero (1)



De Adentro Hacia Afuera.

Emily ama el mar y la sensación que de paz que le inunda cuando se encuentra sentada en la playa con el agua salada a pocos metros de ella, Emily ama la arena caliente de la playa y la sensación que esta le causa cuando camina con sus rojas sandalias favoritas en la mano y con los pies hundiéndose en el abrasador calor de los granos de arena de la orilla, Emily ama observar el atardecer sentada en el muelle con su cámara fija para captar el momento en el que el majestuoso sol se une con las apacibles aguas azul marino de el inmenso océano que se abre ante su mirada verde esmeralda.
Para Emily el poder pasar unos pocos minutos de su día frente a la inmensidad que se abre en las costas de su pequeño pueblo natal significa mas que un buen rato, significa mucho mas de lo que todos creen, porque para Emily tras esa apariencia pacifica que las aguas muestran, tras esa infinita belleza y calma que se percibe hay algo mas… Porque Emily ama el mar por muchas razones; como la arena, el atardecer y las aguas azul marino; pero hay algo mas que Emily ama de el y ese algo es Jordan.
Emily acaba de cumplir 5 años cuando sus padres le regalaron un pequeño triciclo color rosa pálido, cuando se cayo contra la acera una tarde de verano y su rodilla se empapo con su sangre y sus mejillas fueron bañadas por sus infantiles lagrimas, Emily acaba de cumplir 5 cuando vio por primera vez la mirada azulada de Jordan y la sonrisa cálida que este le ofrecía mientras la ayudaba a ponerse de pie.
Jordan tenía siete y acaba de mudarse junto a su casa con su madre en embarazo y su padrastro, desde entonces Emily jamás soltó la mano que Jordan le tendió y este jamás borro la sonrisa que le había dedicado el primer día que se vieron.
Es interesante ver como nace una amistad entre dos pequeños niños, es incluso tierno observar como el poco a poco comienza a preocuparse por ella y de pronto ya no se separan y trata de protegerla de todo lo que pueda herirla, es divertido observar como con el paso de los años los lazos de esa infantil amistad comienzan a desarrollarse y fortalecerse al mismo tiempo que ellos crecen y comienzan a entender el mundo que los rodea.
Cuando Emily tenia 13 años pasaba horas en el balcón de su habitación, observando hacia le jardín del patio vecino, donde Jordan le enseñaba a nadar a su hermano menor, con su cabello rubio revuelto y chorreando agua, con su suave bronceado playero y con su sonrisa perfecta, a Emily le gustaba observar como los brazos de Jordan se movían en el agua, marcando los músculos que este había estado trabajando desde hace meses en el gimnasio.
A Emily nunca le falto nada, ni apoyo ni cariño, porque aunque sus padres no le brindaron aquello Jordan si lo hizo, siempre estaba ahí, tras ella, listo para ayudarla a levantarse como cuando se conocieron, con una sonrisa tranquilizante y con su mirada azul brillando intensamente, una promesa palpitante de que Jordan jamás le abandonaría, que jamás le dejaría a la deriva, porque el no era así, Jordan estaría para ella cuando lo necesitara o no, en los buenos, en los malos y en los horribles momentos de su vida.
Cuando Emily tenia 15 años y dijo que deseaba ser profesora de escuela, Jordan fue la primera, y la única persona,  que le alentó a hacer lo que le gustaba, que siempre le dijo que podía hacerlo y que con un pequeño empujón la incito a lograrlo, a demostrar que ella era lo suficientemente buena, que era mejor de lo que había pensado.
Jordan fue el primero en irse, tenía 19 años cuando se fue sin despedirse, Emily sabe que fueron las rocas y no las olas las que se lo llevaron, como dicen los adultos,  Emily lo sabe por la mancha rojiza que teñía el rubio cabello de su mejor amigo cuando lo vio dentro del ataúd, lo sabe por el moretón que teñía la mejilla de Jordan y por las marcas rosas que se ceñían sobre su cuerpo, lo sabe por como quedo de rota la tabla de surf que ella le había regalado para su cumpleaños.
Emily no lloro cuando Jordan se fue, no lo hizo en ese momento pero si lo hizo cuando cumplió los 19 y se marcho del pueblo para ir a la universidad, lo hizo porque dejaba atrás a su mejor amigo, a la única persona que la quiso tal y como era y a la única persona que ella podría amar con fuerza.
Para Emily nunca hubo, ni habrá, alguien mas perfecto de lo que fue Jordan, con su cabello revuelto, con su mirada azul y su sonrisa perfecta, porque nadie la sostendrá como lo hizo el, porque nadie le levantara el animo y el cariño hacia si misma como lo hacia Jordan, porque ella lo sabe, tal y como supo que no fueron las olas sino las rocas, que… Nunca nadie la va a querer como Jordan lo hizo, como el lo hace y eso es lo único que ella necesita saber y entender, porque para ella la persona perfecta es aquella que ella quiere con el alma y que le quiere con el alma.
Emily ama el mar, lo ama desde que regreso con su diploma que la certificaba como una maestra de excelencia, lo ama desde que se dio cuenta que el azul marino de las pacificas aguas le recuerdan a la profunda mirada azul de Jordan, lo ama porque es algo que la une con el, porque es la única cosa que la tranquiliza, que la calma y la ayuda tal y como lo hizo Jordan… Emily ama el amar porque sabe que dentro de sus aguas esta el alma de Jordan y que mientras el mar este ahí y ella pueda contemplarlo, Jordan jamás la va a abandonar.

Fin.

Este es el primer post de El Gran Hermano Bloguero, trata sobre como considero a mi persona perfecta y quise relatarlo en esta pequeña historia, espero haya logrado el cometido al describir a Jordan de esta manera y al mostrar el impacto que tuvo en la vida de Emily, porque para mi. La persona Perfecta se considera según  la impresión que causa en alguien, en quien le quiere.


Gracias por leerme.
Un beso
Lu

11 comentarios:

  1. VISTO ^^ ! un besito y suerte :) !!

    ResponderEliminar
  2. Lu!!!
    qué relato más tierno!

    Es verdad, existen personas que te aman de esa manera, que te cuidan y protegen por sobre todo...
    Tengo un amigo así, un amigo que conocí a los 5 años y cuidó de mí durante mucho tiempo. Alguien compartió salón y banco de estudios durante años y ya de grandes, cada uno siguió camino...
    Peor aún cuando yo hago mi vida y él la suya, de vez en cuando nos encontramos y sólo hace falta una mirada para que la sonrisa cubra mi rostro, como reflejo de él, de ese amigo que siempre lo será, que siempre estará para mí si lo preciso...

    Lu, te deseo la mejor de las suertes!
    Magnífica representación de tu persona perfecta...

    Besotes, Amiga!

    ResponderEliminar
  3. que lindo relato =)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Me encanto este relato.
    Esta forma de amoar es de las que más me gustan y las que te recuerdan que apesar de las adversidades siempre hay algo q nos hace seguir adelante
    Nos vemos

    ResponderEliminar
  5. Muy tierno tu relato, Lu!

    Me gustó y me dio mucha pena. Te deseo mucha suerte!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. me encanta <3
    es increible lu!!
    adoro como describes al chico perfecto :D
    yo quiero uno! me lo consigues?? :P
    lo adore!
    siguan con esta seccion plis!
    los leo!

    ResponderEliminar
  7. mu bueno... e me gusto hay un error insignificante en los primeros renglones, que distraen al lector por no poder seguir la lectura si parase un momento a verificar... pero de ay esta bien... leido suerte; soy un participante

    ResponderEliminar
  8. Hermoso el relato.
    Seguí así, mucha suerte!

    ResponderEliminar
  9. Megusto mucho, suerte

    ResponderEliminar
  10. es muy tierno

    me agrado mucho

    ResponderEliminar
  11. me encanto, te lo juro qe super hermoso(L)!!
    esta todo tierno... felicidades:)

    ResponderEliminar

¿Te atreves a dejar tu línea escrita?

Al Aire...

Daisypath Friendship tickers

Otros...

Share/Bookmark
Gif animados para el blog
BloguzzBlogs con EÑEGet your own free Blogoversary button!

Este Blog Esta Protegido

Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software IBSN: Internet Blog Serial Number 483-189-14-96 MyFreeCopyright.com Registered & Protected
Hojas en Blanco. Con tecnología de Blogger.