lunes

El Verdadero Baile (Celebración)


El día de hoy la iniciativa de Adictos a la Escritura esta cumpliendo su primer año y al ser yo parte de ella solo puedo desearle a la pagina, a la iniciativa y a todos aquellos que participamos en ella...

Que esto dure mucho tiempo más.
¡Felicidades! 

Como ya la mayoría saben, Adictos es una comunidad de bloggers que amamos escribir y que cada mes hacemos un escrito con diferentes temas... Este mes, por motivo del primer aniversario, nuestro tema fue el Cumpleaños/Aniversario... Y mi relato espero refleje todo lo que he aprendido en esta comunidad que cada día crece más y más y de la que: ¡Estoy orgullosa de hacer parte!

Y ahora, sin más preámbulo: ¡Mi relato!

El Verdadero Baile.
Para todos los miembros de Adictos.
Con mucho cariño.

Se mira al espejo en silencio, su madre acaba de terminar de maquillarla, su cabello está recogido en una coleta alta adornada con una tiara de falsos pero resplandecientes diamantes mientras un ligero mechón cae sobre su frente, sus ojos de una tonalidad chocolate están rodeados por una delicada sombra rosa, su rostro brilla por el rubor en sus mejillas y sus labios resplandecen por la ligera escarcha que les han aplicado; cierra los ojos ante la imagen, deseando apartarla de su mente... Esa imagen no era ella; no era la chica que a la que le gustaba correr en la lluvia con su ropa negra pesándole por el agua, no era esa la chica que se sentaba en un rincón de su habitación con un libro sobre las piernas y con su reproductor de música tocando a todo volumen una canción de Los Beatles, no era la chica que se sentaba sin delicadeza en el pasto y apoyaba su cabeza en el regazo de él, no… Esa no era ella.
--¿Te encuentras bien, cariño? – su madre posa sus manos frías sobre sus desnudos hombros, abre los ojos ante el contacto y observa la sonrisa y la mirada emocionada que el reflejo de su madre proyectaba; asiente en silencio, dejando que su madre crea la máscara de falsa felicidad que acaba de instalar en su rostro – Se que te gustaría que él estuviera aquí, pero no quiero que te deprimas porque no ha llegado aún.
-- Estoy emocionada, nada más – responde en un susurro calmado, buscando las palabras con preciso cuidado, no deseando que su madre notase el afligimiento que siente; su madre sonríe en respuesta y se da la vuelta tarareando el vals con emoción contenida mientras desaparece tras la puerta de su habitación - ¿Emocionada? – le pregunta a su yo del espejo pero este solo le dirige una mirada cargada de tristeza – Si, seguro será una gran fiesta de cumpleaños – se levanta con parsimonia, teniendo cuidado de no pisar el largo y pomposo vestido color rosa pastel que su madre había insistido en que usara ese día; “¡Serás una princesa esa noche, debes verte como tal!” le había dicho pero… ¿Por qué no se sentía como una vestida de esa manera? ¿Por qué se sentía en realidad como si estuviera usando un disfraz?
Las luces de la salón iluminan las escaleras cuando ella posa su pie en el primer escalón dispuesta a bajar a la fiesta, suspira con cansancio y una sonrisa falsa se instala en su rostro mientras su mirada viaja por todos los presentes buscando con insistencia el rostro de él… Pero no lo encuentra, ni a su alentadora mirada negra como la bruma de la noche, ni su cabello siempre peinado en una descuidada media cresta, ni su sonrisa galante que siempre le dirige para animarla, no, él no esta ahí… Y eso es lo que mas le duele, tener que pasar esa noche sola, sin poder compartirla con él… La música comienza a sonar y ella asiente en modo de respuesta, comienza a bajar con lentitud por las escaleras, siente demasiado peso sobre sus jóvenes hombros de no más de 15 años… No era así como ella hubiera querido pasar esa noche, en su mente se la había llegado a imaginar bajo las estrellas, cerca al rio, disfrutando el sonido de la naturaleza a su alrededor, escuchándolo tocar guitarra mientras ella desafinaba en la nota alta de una canción y todos sus amigos se reían a consta suya junto al fuego; ella deseaba pasar la noche a solas consigo misma y con quien era su cable a tierra... Pero estaba ahí, con más de 50 pares de ojos observándola bajar por las grandes escaleras de blanco marfil y ninguno de esos pares de ojos era su mejor amigo… Su autoproclamado príncipe azul porque a fin de cuentas, los príncipes azules solo existen en los cuentos de hadas y ella… Ella no es una princesa.
-- Estás hermosa – ríe su mejor amiga con fuerza al verla bajar para luego jalarla hacia la mesa del enorme pastel de tres pisos con betún color rosa claro que tiene su nombre grabado en el lateral – Esta será una noche encantadora, solo mírame a mi, brillo con luz propia – sonríe al verla dar un vuelta con su hermoso vestido verde con detalles plateados mientras las risas no dejan de escapar de sus labios – Pero claro, tu opacas a todos, te ves como una princesa de cuento de hadas – y aquello le cae como un balde de agua fría, siente como su sonrisa flaquea en sus labios y sus ojos se inundan en lágrimas, su cuerpo pierde toda capacidad de movimiento ante esa declaración... “Seguro te veras hermosa, como todo un princesa… Estaría encantado con bailar contigo ese día, de ser al final ese príncipe que está para su princesa” su voz dentro de su cabeza parece tener vida propia, yendo y viniendo en cada momento – Yo... – ella nota su error, pero ya no hay marcha atrás, cierra los ojos y suelta el aire que sin darse cuenta ha estado conteniendo, se suelta del agarre de su amiga y recogiéndose la falda del vestido echa a correr hacia la puerta, todos la miran huir de su propia fiesta de quince, puede sentir la mirada sorprendida de sus padres y escuchar los gritos de su mejor amiga y de su hermano, pero no va a volver… Cuando sale por la puerta de aquel salón de fiestas sabe que esa reunión que le han organizado no es para ella… Es para una chica que ellos desean que sea.
--¿Qué estas haciendo? ¿Huyendo de tu familia y amigos? ¿Del esfuerzo que todos han puesto en organizar esa fiesta para ti? – voltea con sorpresa al escuchar el tono divertido de esa voz tan conocida, un sollozo involuntario escapa de su boca al verlo de pie junto al farol de la calle, vestido de traje y con un ramo de rosas en la mano, con su cabello revuelto y sus ojos brillando bajo la atenta luz – Lamento llegar tarde pero no tienes que huir de esa manera de tu propia fiesta de quince años para ir a buscarme – murmura mientras se acerca, puede sentir que todo se calma a su alrededor, el alboroto desaparece y su propio miedo y aflicción ya no están ahí cuando el la toma entre sus brazos y la abraza con fuerza y al oído le murmura un pequeño “Feliz Cumpleaños, princesa”.
Se aferra a su manga con fuerza y permite que una lágrima resbale por su mejilla derecha, ahora todo esta bien, su príncipe a llegado: -- Esa no es mi fiesta – murmura y sabe que él la entiende, lo sabe por como la toma de la mano y se aleja con ella hacia la esquina, lo sabe porque con una sonrisa le pide que confié en el como siempre y ella lo hace, porque es su mejor amigo, porque es él único que la entiende, que se ríe con ella y que llora con ella, porque es quien la toma de la mano en los peores momentos y la aleja de la tempestad tal y como hace en ese momento… Ella confía, porque una princesa siempre confía en que su príncipe la va a rescatar del temible dragón que le aprisiona. Y no se preocupa, se olvida de todo, de su madre, de su padre, del resto de su familia y amigos, se olvida de la fiesta, se olvida de como va vestida, se olvida de todo lo que sentía antes… Porque dentro de su mente solo cabe el pensamiento de que esta por celebrar su verdadero baile de cuento de hadas, bajo la luna mientras cumple sus quince años de vida.

(...)

¿Que les pareció? ¿Les ha gustado?
Espero que si, a mi me encanto escribirlo y el resultado me encanto. =)
Un beso
Lu

PD: ¡Feliz Aniversario a Todos los Adictos!

17 comentarios:

  1. Me ha encantado, incluso emocionado. Expresas muy bien todo lo que la protagonista siente. ¡Te felicito!

    ¡Cuídate!

    ResponderEliminar
  2. Es muy tierno, te quedó precioso. Sólo tiene algunos errores ortográficos que reconocerás cuando puedas leerlo con calma.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó :) es precioso!!!
    Un beso:)

    ResponderEliminar
  4. Es precioso, sin duda muy muy bonito.
    Un besito. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Esto es un verdadero cuento de hadas *-* te quedó hermoso!

    ResponderEliminar
  6. felicidades! precioso relato!

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito y bien escrito, tiene frases muy chulas y el final es precioso. Me ha gustado mucho :)

    Un besitoo!

    ResponderEliminar
  8. me ha encantado, es muy bonito!

    ResponderEliminar
  9. Preciosoo ^^

    Me ha parecido muy hermosooo:D

    Siento no pasarme ayer, pero no andaba muy bien^^

    Kisses

    ResponderEliminar
  10. Es muy bonito y triste. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Precioso relato, tus detalles descriptivos me hicieron vivir la historia de amor en carne propia!!
    Un placer leerte!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  12. Hola! n-n Wow que lindo escrito,creo que siempre es mejor celebrar a nuestro ritmo y si alguna vez no tenemos ganas de hacerlo, que se respete no? Me gustó mucho las descripción que das de las sensaciones.

    Espero estes muy bien. Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Nunca he entendido, porque hay familias que con el hecho de hacerle fiestas de quinceañeras, sus hijas serán felices.

    Tanto dinero que los padres gastan como si la fiesta fuera para ellos. Es una tristeza, de veras andar haciendo fiestas sólo por el hecho de que los padres queden bien con sus parientes,¿y el cumpleañero, dónde queda?

    Yo nunca tuve quinceañera, porque mis padres tuvieron otra perspectiva de la vida y aparte de que se gasta mucho dinero en este tipo de cosas, y me siento orgullosa de haber disfrutado de un pastel y de jugar con mis hermanos.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  14. No debería haber mayor satisfacción para unos padres que dejar que su hij@ intente ser feliz como le venga en gana.
    Un saludo
    ibso

    ResponderEliminar
  15. Un hermoso relato, no tengo palabras para dejarte más especificado, el amor siempre triunfa aunque los padres intenten anteponer sus deseos caprichosos. Felicidades.

    ResponderEliminar
  16. ¡Sí, es agradable de leer! Muy dulce y todo al fin de cuentas, que bien por ella, que al final se le alegró el día.

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho, creo que las fiestas de quince están cargadas de muchas presiones, innecesarias a mi parecer, es mejor ser quien eres, gracias por el mensaje, es muy tierno.

    ResponderEliminar

¿Te atreves a dejar tu línea escrita?

Al Aire...

Daisypath Friendship tickers

Otros...

Share/Bookmark
Gif animados para el blog
BloguzzBlogs con EÑEGet your own free Blogoversary button!

Este Blog Esta Protegido

Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software IBSN: Internet Blog Serial Number 483-189-14-96 MyFreeCopyright.com Registered & Protected
Hojas en Blanco. Con tecnología de Blogger.