lunes

Cuestión de Segundos.

Aquí paso de rapidón y les dejo mi escrito para Adictos a la Escritura. Este mes toco una frase de alguien más y a mi me encanto mi suerte porque me toco una genialisima.
Aquí les dejo mi escrito, que es un poco corto, ya se pero lo hice con emoción.

Cuestión de Segundos.

Ahora el alcohol sustituía a su sangre dentro de las venas, lo notaba correr, quemar, pero le encantaba; sentir la adrenalina arrebolarse en su pecho con fiereza, sentir la quemazón en la garganta, era sentirse vivo por primera vez, como si durante los otros 17 años que había estado en la tierra no hubiera hecho nada, como si hubiera nacido para ese momento… Justo ese momento.
Con las llantas quemando el pavimento y con el motor rugiendo alto, su sonrisa bailaba entre la burla y la prepotencia mientras enfoca sus ojos en la línea roja que es la denominada “meta”, a unos metros el carro contra el que corre parece volar por la desolada calle y son los gritos de los demás lo que lo alientan a seguir.
Cada vez más cerca y cada más mas rápido, el alcohol corre por sus venas y su mente sigue repitiendo, casi como un mantra; yo naci para esto. Gira con brusquedad su motocicleta y el brillante amarillo de su pintura choca contra el negro suelo, más no importa, ya habrá tiempo después de pensar quizás que hay cometido un error, durante esos segundos se permite olvidar de las reglas, de todo eso que durante 17 años le han metido en la cabeza.
17 años sin vivir para enfrentarse a una realidad distinta, más placentera mientras esquiva al ultima curva y la línea roja se acerca un poco más, ya esta cerca y ha dejado atrás a aquel contra quien corría, ha ganado la primera vez que lo ha hecho… Definitivamente había nacido para esto.
El grito le aturde una milésima de segundo, el casco parece volar de su cabeza y el chirrido perfora sus oídos, la pintura amarilla de su moto ya no es lo único que choca contra el caliente suelo y ahora las llantas miran hacia el cielo. Es un fugaz momento en el que reconoce el ardor de su piel contra la rota ropa de cuero, más gritos y la presión de algo sobre su cuerpo.
Un líquido caliente brota de su boca mientras sus ojos dejan de ver el estrellado cielo y se fijan en los engranajes del auto con el que competía y que ahora parece volar sobre él, su cabeza cae con pesadez y su moto se rompe en dos con el último empujón. Ya no es solo la pintura amarilla la que cae a pedazos en el suelo, ahora es su sangre la que se esparce lenta y su piel la que adorna el caliente pavimento… A tres metros la línea roja le da la bienvenida.
Ahora el alcohol sustituía a su sangre dentro de las venas, lo notaba correr, quemar, pero le encantaba; piensa en su madre y en su padre, quietos en la sala con los ojos clavados en el televisor, piensa en su hermana que tenía su primer baile escolar esa misma noche y piensa en si mismo y durante esos segundos en los que esta ahí tendido, con los gritos atormentando la antes silenciosa noche y los rugidos de los motores extinguiéndose… No puede vitar pensarlo, justo en el hilo final, que ha nacido para ese momento.

(...)

Espero les haya gustado como hice el escrito y hayan entendido lo que quise transmitir.
Alex!

8 comentarios:

  1. No me esperaba esto cuando ideé la frase, pero me gusta mucho la historia que te inspiró.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Es interesante, me gustó cómo mostraste los hechos y las motivaciones del protagonista. Termina siendo un poco triste, pero está lleno de adrenalina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Alex!

    No sabía que escribías y que estabas en el grupo, he estado un poco ausente desde diciembre...
    Me gustó tu relato, aunque tienes que darle unas cuantas relecturas más para encontrar algunos detalles erróneos. Por ejemplo, palabras dadas vueltas y letras de más (hay por allí un "al" que se ve que quisiste decir "la" y un "hay" al que es obvio que le sobra la "y").
    También te comento que los números van escritos con palabras. Todas las veces que dices "17" debieron ser "diecisiete".
    Y me parece "Definitivamente había nacido para esto" no es necesario que vaya en cursiva, aunque sí el último. Es que si lo está pensando el protagonista, en vez de "había" debería decir "he".

    Suerte. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Alex, muy interesante la temática de tu relato. Comparto las puntualizaciones que te plantea Maga, además de que hay algunos errores en lo que tiene que ver con los tiempos verbales y con las puntuaciones. Pero en sí la idea es interesante, con una buena pulida seguro te queda genial!
    Gracias por compartir!!

    besos

    ResponderEliminar
  5. Alex: Recibí un mail que habla de los accidentes que producen las personas alcoholizadas, y me sentí impactada.Es increíble ver como les cambia la vida a quienes son víctimas de los accidentes automovilísticos. Ojalá y hubiese más conciencia en cuanto al consumo del alcohol.
    Gracias por tu relato, que aparte de estar bien planteado y bien escrito, es como un foco rojo de advertencia.
    Con cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
  6. Me gusta sobre todo el final, como utilizas el "ha nacido para ese momento" Coincido con Maga, algunos detalles que pulir. Una buena historia.

    ResponderEliminar
  7. Tu relato muestra una realidad que muchas veces resulta cotidiana en tantos aspectos... :) Esta muy bien narrado ¡saludos!

    ResponderEliminar

¿Te atreves a dejar tu línea escrita?

Al Aire...

Daisypath Friendship tickers

Otros...

Share/Bookmark
Gif animados para el blog
BloguzzBlogs con EÑEGet your own free Blogoversary button!

Este Blog Esta Protegido

Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software IBSN: Internet Blog Serial Number 483-189-14-96 MyFreeCopyright.com Registered & Protected
Hojas en Blanco. Con tecnología de Blogger.