sábado

Hoy...

Al Final de la Escalera...
“31 de Marzo de 2.012
Estoy aquí sentando sin saber bien que hacer o decir, la luz de los faroles se filtra por mi ventana mientras permanezco con las luces apagadas, aún retumba dentro de mi cabeza tus últimas palabras. Son como un martillazo, son como un golpe justo a la altura de mi pecho, son como una condena y al mismo tiempo se muestran como una revelación.
Y me siento mal, como nunca me he sentido en mi vida; siento como si me arrancasen el corazón, lo pisoteasen y tratasen de devolverlo a su lugar como sino le hubieran hecho daño. Sin embargo, se que estos pensamientos, que estos sentimientos que me embargan son egoístas y que debo en cambio, sentirme alegre y optimista ante este nuevo paso que has dado pero no puedo hacerlo, yo jamás he podido mentirte en nada... Y por lo tanto, debo decírtelo.
Duele, esa es la verdad. Cada vez que lo pienso duele, como un golpe, como una puñalada y como si muriese a pasos lentos. Lastima en lo más hondo mientras el miedo me embarga y aunque nunca me he mostrado débil, aunque no me permita doblegar mi propio orgullo… Realmente quiero llorar esta noche, realmente deseo dar rienda suelta a todo eso que tu has despertado y al mismo tiempo, apagado.
Tu voz sonaba tan emocionada a través del teléfono y en mi mente puedo delinear el brillo de tus ojos mientras la sonrisa se ensancha en tu rostro. Creo que es él indicado; la voz grita de nuevo, casi como si te tuviera justo aquí, conmigo en el borde de mi cama con el block de dibujo sobre mis piernas mientras hago el gran esfuerzo de no llorar hasta no terminar.
El indicado… Dime, ¿realmente sabes quien es el indicado? ¿Es él? Porque yo no lo creo, no te conoce ni la mitad de lo que yo lo hago, no reconoce nada de lo que tu eres como lo hago yo… No te quiere como lo hago yo, nadie lo ha hecho ni lo hará como lo hago yo.
Y esto aquí dejando al descubierto esa parte de mí que solo te he dejado ver en esos momentos donde solo tu puedes salvarme del abismo, donde solo tu mano puede levantarme. Tengo miedo de perder a la única persona que he sentido realmente mía, tengo miedo y tengo celos de que alguien más sea capaz de ser lo que yo he sido para ti durante toda tu vida…
Porque yo he estado ahí desde el principio, estuve en cada uno de esos momentos que pudieron significar algo, formamos de la mano recuerdos y sentimientos. Estuve ahí cuando casi te pierdo entre las aguas de un río, estuve ahí cuando necesitaste alguien que te levantase tras chocar tu bicicleta, estuve ahí cuando ese chico intento besarte y mi puño choco contra su ojo, estuve junto a ti cuando tus primeras lágrimas de amor se derramaron sobre mi camiseta favorita, mis brazos te rodearon cuando aquel chico decidió que era más fácil decir cosas a tu espalda que frente a ti… Estuve ahí y aunque no lo estuviera, para ti y para mi, es como si nunca te hubiese abandonado.
Hemos estado juntos y experimentado las cosas juntos. El primer beso, torpe e infantil que dos niños de once años pueden entablar con miedo a ser descubiertos pero con la curiosidad brotando a borbotones. El primer sentimiento mayor a la amistad, bello e inusual, nos hizo despertar cosas que nunca antes habíamos intentado ni sentido. Y esa primera vez que fue más un error que una situación especial, en medio de la emoción de la primera fiesta y de la sensación de ser los dueños del mundo… La primera vez que te murmure no recordar pero que se quedo dentro de mi mente eternamente. Todas esas primeras veces que llegan ahora de forma fugaz.
Y las palabras retumban de nuevo… ¿Es él, el indicado? No lo se… Pero espero entonces que sepa aprovechar que fue él quien esta noche te vio bajar por las escaleras, con uno de esos vestidos que nunca te han gustado y con una sonrisa tambaleante por los nervios… Espero sepa aprovechar que fue él quien al final de las escaleras te vio bajar lista para intentarlo una vez más.
Porque esta noche él obtuvo eso que yo siempre he deseado. Yo, que he estado al borde del primer escalón, con mi mano sobre tu espalda lista para empujarte a bajar las escaleras… Esperando verte subirlas con el rostro llenos de lágrimas o con la sonrisa bailando en tu cara.
Espero así que él sepa bien todo aquello que ha recibido la oportunidad de conocer. Cada uno de esos detalles, de esas miradas y de esas sonrisas. Que aprenda a interpretar cuando te sientes enojada, deprimida, feliz o simplemente aburrida. Que descubra de a tantos cada una de esas cosas que te enamoran de la vida, que te hacen agua la boca y esas cosas que hacen que tu corazón palpite rápido. Que se entere de la suerte que ha tenido de que lo hayas escogido como él indicado.
Porque yo he estado a tu lado 14 años y aún sigo esperando ser el que al final de la escalera te ve bajar lista para intentarlo una vez más… Lista para abrir esa parte de tu corazón que tanto deseo alcanzar.
Mientras tanto estaré aquí, sentado en mi oscura habitación, sin saber que hacer o sentir. Con el corazón arrugado y desdoblado en un intento vano de reconstruir todo eso que se ha roto con los años porque a pesar de todo sigues siendo la primera y la única de la lista.”
(...)

Este pequeño escrito lo hice en uno de esos momentos en los que me permito liberar todo eso que me embarga y me ahoga. Hoy, 1 de abril, es un día de esos especiales que son imposible de olvidar.
Hoy, hace 16 años, nació la mujer más especial de todas (Luego de mi mamá y mis hermanas) y que ha hecho de mi mundo un cuento lleno de aventuras y finales felices.
Lu, tu que has sido siempre mi amiga y que nunca has dejado de acompañarme... Te amo, como se ama a una amiga, como se ama a una hermana y al mismo tiempo, como se ama a una mujer.
Y aunque tu y yo siempre hemos sabido que el lugar de cada uno es ese que nos titula como "mejores amigos", no olvides nunca que para mí tu eres y seras siempre: Hermosa, inteligente, divertida y única... Y que jamas encontrare a alguien que siquiera llegue al intento de alcanzar todo eso que vales para mí y mucho menos, reemplazarte en mi vida.
No tomes este escrito de forma literal, yo se que tu entenderás todo eso que quise decirte y que escondí en las palabras... Solo tu has podido entenderlo siempre.
Así que hoy, con el corazón en mi mano y con todo eso que tu despiertas y apagas... Solo puedo desear tenerte aquí mucho más tiempo, tener tu sonrisa forzada, la espontanea, la nerviosa y la que simplemente te sale del alma... Tener esas miradas y tomar tu mano cuando lo necesito o cuando eres tu la que lo necesitas. Solo puedo pedir tu amistad durante mucho tiempo más, hasta que; tal y como lo soñábamos de niños; envejeciésemos juntos en casas vecinas, que viéramos crecer juntos a nuestros hijos y familias y al final pudiésemos decir que nunca tomamos caminos completamente separados.
16 años; una etapa que termina y una que inicia. Y yo que desde el inicio de las escaleras estaré advirtiéndole a cada uno que si una lagrima tuya se resbala por tu mejilla él también sufrirá.

FELIZ CUMPLEAÑOS
FELICES 16, Lu
Te Adoro, Mejor Amiga.


Alex!

5 comentarios:

  1. Muy buen escrito ^^
    Feliz cumpleaños a Lu :) jeje

    Saludos, Anya.
    http://notiynovelibros.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Feliz cumpleaños, Lu!!
    Alex, el relato me encantó y se nota todo el sentimiento que has puesto en él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Feliz Cumpleaños, Lu!!
    Los mejores deseos para toda tu vida ;).
    ¡Hermoso escrito!

    ResponderEliminar
  4. Feliz Cumple ^^. Hermoso escrito :)

    ResponderEliminar
  5. un poco tarde pero feliz cumpla Lu!!!
    y Wow que bonito detalle, disfrute de la lectura...

    ResponderEliminar

¿Te atreves a dejar tu línea escrita?

Al Aire...

Daisypath Friendship tickers

Otros...

Share/Bookmark
Gif animados para el blog
BloguzzBlogs con EÑEGet your own free Blogoversary button!

Este Blog Esta Protegido

Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software IBSN: Internet Blog Serial Number 483-189-14-96 MyFreeCopyright.com Registered & Protected
Hojas en Blanco. Con tecnología de Blogger.