martes

Un conejo...


Hoy... Vengo con la reseña del libro del mes. Un libro que Alex me regalo por mi cumpleaños. Un libro que me ha hecho amar con mucha más fuerza la literatura... Y la vida. Un libro con el cual se sueña y se aterriza. Uno de esos libros que no se olvidan y que se quedan grabados en tu corazón de alguna forma.

Cuando Dios era un Conejo...
Sarah Winman.
La portada es H-E-R-M-O-S-A
¿De que trata?
Este es un libro sobre un hermano y una hermana.
Un libro sobre la infancia y el crecimiento, las amistades y la familia, el triunfo  y la tragedia y todo lo que discurre entre ellos.
Pero, sobre todo, es un libro acerca del amor en todas sus formas.

Lo que yo, Lu, opino...
Alex siempre me ha conocido a la perfección, creo yo que es la única persona en el mundo a la que nunca podre llegar a sorprender y que nunca me sorprenderá; supongo que es por eso mismo que somos los mejores amigos. Para mi cumpleaños (El 1 de Abril), llego a mi casa con cuatro libros envueltos en paquetes de diferentes colores. Cuando Dios era un conejo fue el último que me entrego y venía en una envoltura verde metalizada... Jamas pensé que ese libro se convertiría en una de esas lecturas que se atesoran con el corazón
"Estoy aquí pero no soy tuyo." -  Pag. 342.
El libro esta dividido en dos partes, la infancia y la vida adulta. Elly resulta ser nuestra protagonista, junto a ella nos topamos con sus padres, con sus vecinos, con Charlie, con Jenny Penny y con Joe, su hermano. Durante todo el libro nos topamos con temas con la homosexualidad, el abuso, la culpa, el secuestro, la perdida, el desamor, la amistad, la suerte y eso... La misma vida. Situaciones que son tan comunes como bizarras, momentos que sacan risas desbordantes y lágrimas apremiantes.
La primera parte del libro nos cuenta la infancia de Elly, todas y cada una de esas cosas que hacen maravillosa esa época y al mismo tiempo todas esas tragedia que azotan de alguna u otra forma. La primera parte cuenta así con una originalidad insospechada, la imaginación desborda y la frescura se escurre por las páginas. Lo atribuyo al hecho de que todo es narrado desde el punto de vista de una niña que ve el mundo con los ojos repletos de sueños... Incluso ante la más terrible de las experiencias.

"(...) Yo no sabía nada de esto cuando miré por la luna trasera del coche y las vi alejarse, a ella y a nuestra calle, como el punto de luz en un túnel; hasta que tomamos la esquina, y ella y mi calle desaparecieron de la vista. Sentí que me succionaban el aire de los pulmones, como si se tratara de la vida misma." - Pag. 129.
Para la segunda parte nos topamos con un cambio bastante notable en la narración... Elly ya no es una niña y por lo tanto, ya no ve el mundo con los ojos de una niña. Ahora siendo adulta, Elly a comenzado a comprender las decisiones del pasado que tanto pudieron perjudicarla... A comenzado a entender que el mundo no es solo sueños sino también, sacrificios. Pero a pesar de todo, Elly descubre que su vida es feliz. Todos los sufrimientos la han hecho fuerte y de una u otra forma se encuentra en paz... Excepto por tres cosas. Una de ellas la viene arrastrando consigo desde su más remota infancia, la otra es la incertidumbre y la última es el dolor por lo perdido. Elly ve su mundo y el de su familia derrumbarse una mañana y se da cuenta al mismo tiempo: Que ese mundo nunca estuvo construido del todo.
"(...) Pero sobre todo escribí acerca de él, que ahora se llamaba Max, acerca de mi hermano, (...). Y escribí acerca de lo que había perdido aquella mañana: el testigo de mi alma, mi sombra de la infancia, cuando los sueños eran pequeños y alcanzables para todos; cuando los dulces costaban un penique y Dios era un conejo." - Pag. 326.
Supongo que es por eso que este libro no tiene sinopsis ni trama. Es un libro sobre la vida. La esencia de la vida. Habla de cada uno de esos momentos y de como nuestras decisiones pueden marcarnos para siempre. Supongo que es por eso mismo que los personajes son complicados, matizados y bastante realistas. Elly - nuestra protagonista -; comenzó como un niña soñadora, capaz de decir sin miedo todo aquello que le llenaba la cabeza y el corazón y termino siendo una mujer que perdió y gano y fue capaz de aprovechar cada momento, con lágrimas y risas. 
Joe - su hermano -; comenzó con un chico con el corazón roto y termino por pegar pedazo por pedazo, con recuerdo perdidos y frases nunca dichas. Jenny Penny - la adorable mejor amiga -; la niña que soñaba con la Atlandida y que olía a papas fritas y que al final termino siendo un víctima más de la vida, una mujer que necesitaba ayuda y por sobre todas las cosas, a quien de niña le prometió huir con ella a la ciudad sumergida. Charlie - el mejor amigo -; una prueba de que la vida da segunda oportunidades, de que solo se necesita fe y esperanza. La tía Nancy  y los padres; que por amar podía sacrificarse sin remordimiento. Incluso personajes como Ginger y Arthur - el anexo familiar -; cuya amistad enseño más de amor y sueños que cualquier otra (Una amistad que me recordó a la que mantengo con Alex y al final me saco una lágrima y una risa justo en el mismo momento). Y como no mencionar a Dios - el mejor de los amigos -; el pequeño conejo que fue amigo y confidente y que al final cerro una etapa para enseñarle a Elly que el mundo no se acaba aunque parezca que es así.
Cuando Dios era un conejo, es así una historia fresca, con un ritmo lento pero preciso, repleto con situaciones que de alguna u otra forma logran enternecer o herir; aunque es cierto que algunas de esas situaciones, sensaciones o recuerdos quedan en el aire y no se resuelven... Lo adjudico a lo que el libro realmente quiere decirnos: La vida se resuelve paso a paso y aún así hay cosas que ni en el final quedan selladas. Las cicatrices permanecen aunque ya no duelan como antes.
Supongo al mismo tiempo que esa es la relación que el titulo (Tan genial y atrayente como es) mantiene con el contenido del libro. Cuando Dios era un conejo hace referencia a la infancia de Elly y a como todo, de alguna u otra forma era más fácil y hermoso. Porque cuando a manos de Elly llego ese pequeño conejo de parte de su hermano, Elly encontró un amigo, un confidente y algo que... Aunque al final no fue suyo siempre estuvo ahí. Un principio y un final.
La historia estuvo plagada de amor, el amor romántico, amistoso, familiar. El amor en cada una de sus formas e intensidad. Aunque personalmente me hubiera encantado una profundización en temas como la relación de Joe con Charlie o el pasado más detallado de Jenny Penny... El libro fue memorable. 
"(...) .- Ha vuelto a ti - me dijo Joe.
(...) En aquel momento, Dios abrió los ojos y acarició mi mejilla con su patita.
- Ha vuelto para decirte adiós.
Entonces debería haberse quedado, pensé." - Pag. 146 y 147.
¿Que si lo recomiendo? ¡Por supuesto que sí! Ame este libro desde la primera de sus lineas hasta la última de ellas. Me enseño cosas y me demostró otras. Me hizo reír y me hizo llorar. 
Es un libro sobre lo agridulce de la vida, sobre los momentos buenos y los malos, sobre como aceptar lo que se venga... Y volver a empezar.
A pesar de todo, cada página tenía algo nuevo y desbordaba otro sentimiento. Cada uno de sus personajes se convirtieron en mis amigos y al mismo tiempo, yo me convertí en parte de esa historia.

Por eso le pongo:

5,0
Perfecto.
Recuerda que cada uno tiene gustos y opiniones diferentes. Para mi fue un libro perfecto pero puede que para ti no. 

BookTrailer.

Links de interés.
Ediciones B
Perfil de la Autora.
La autora hablando de la obra.
Portadas alrededor del mundo.
Reseña en Leo, Luego Existo.

Frase Extra.
Aquí les dejo mi frase favorita de todo el libro...


".- Sabía que volverías conmigo - le dije.
Me puse de cuclillas y me acerqué a él, pero enseguida retrocedió. De repente lo comprendí. éste era el pacto, el mismo que había hecho mi hermano: estoy aquí, pero no soy tuyo. El conejo se fue dando saltos hacia el bosque, y desapareció tan deprisa como un sueño interrumpido." - Pag. 158. 
Su autora.

Sarah Winman creció en Essex, estudió arte dramático en la Academia Webber Douglas y ha actuado en teatro, cine y televisión."Cuando Dios era un conejo" es su primera novela, aclamada por la crítica y el público y traducida a numerosos idiomas. En la actualidad vive en Londres.
Tomado de Ediciones B.


Y bueno... ¿Que me dicen?
Para mi este libro fue perfecto, despertó cosas en mi que creía dormidas y que ni sabía que existían.
Es el resumen de una vida y es por eso que no tiene sinopsis.
Espero que, quienes no hayan tenido oportunidad leerlo lo hagan y que, quienes ya disfrutaron de él me dejen su humilde opinión.

Un beso
Lu

PD: Feliz día del idioma.
Aunque todos los días son de la literatura.

3 comentarios:

  1. ¡Dios mío! Había leído cosas buenas de este libro pero no me imaginaba que llegaría a este nivel. Me ha encantado tu reseña, lo he apuntado en mi lista de wishlist, a ver si me hago con él pero me has dejado con muchas ganas de leerlo.
    ¡Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto!
    bss!

    ResponderEliminar
  2. Me encantaaaaaaaaaaaaaaaa!!! Ya había leído cositas sobre él y tengo muchas ganas de devorarlo!!! *.* Un besito!

    ResponderEliminar
  3. nunca había leído nada de este libro, pero con lo bien que lo pones habrá que apuntarlo para futuras compras ^^

    besotes!!

    ResponderEliminar

¿Te atreves a dejar tu línea escrita?

Al Aire...

Daisypath Friendship tickers

Otros...

Share/Bookmark
Gif animados para el blog
BloguzzBlogs con EÑEGet your own free Blogoversary button!

Este Blog Esta Protegido

Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software IBSN: Internet Blog Serial Number 483-189-14-96 MyFreeCopyright.com Registered & Protected
Hojas en Blanco. Con tecnología de Blogger.